¿Sabías que una camisa es una de las prendas que más aportan a tu imagen? Tiene características que realzan tu figura masculina y tiene asociaciones en el subconsciente de las personas que realza tu personalidad percibida.

1. Primero que nada debes encontrar ese fit, ese ajuste perfecto para ti. El ajuste es para mi la Regla de Oro del Estilo, es lo más importante que debes considerar al momento de adquirir tus prendas. Más importante que los colores, los estilos, los estampados y patrones. El ajuste es Rey.

2. Elige el cuello de camisa correcto para ti, el cuello de la camisa es a tu cara el equivalente de lo que es marco para esa obra de arte. Es decir que te ayuda a exponerla, existen varios tipos como los abiertos, el estándar o recto, el angosto, el abotonado, etc.

3. Piensa en tu camisa como la base de tu atuendo. La camisa es un lienzo sobre el cual vas a pintar tu look, tu decides si quieres ir con un lienzo simple y plano o si quieres comenzar con algún patrón.

4. Evita camisas con estilos ridículos y diseños de mal gusto.

5. Si quieres que tu camisa se mantenga bien fajada durante todo el día, usa tensores. Existen varios tipos, como los que sujetan la camisa a los calcetines o desde la pierna, hay unos nuevos que son de hecho calzones con una estructura extra que te permite guardar la camisa ahí.